Los refaím, gigantes bíblicos polidáctilos

3:23 , 0 Comments



Los parientes de Goliat persiguieron a David y se las hicieron pasar putas

Seguramente conocéis el relato bíblico de cómo un pequeño e intrépido pastorcillo acabó con Goliat atizándole con su honda. Bastante menos difusión ha tenido la segunda parte de la historia, y es que los parientes del gigante persiguieron a David el resto de su vida y se las hicieron pasar putas.
Comúnmente ignorado también, por bizarro, es el origen de su raza. Cuenta el Antiguo Testamento cómo ciertos ángeles se disfrazaron de terrícolas para seducir alevosamente a nuestras mujeres, y fruto de este mestizaje serían los gigantes nefilim de quienes desciende Goliat.
Pero a lo que vamos: su tribu (de refaím) puso precio a la cabeza de David tras ser entronado por los israelitas y tuvo que vérselas con mastodónticos guerreros de veinticuatro dedos incluido el propio hermano de Goliat, quien también cayó bajo su espada. Nada que envidiar a Juego de tronos.
Así, hasta que un tal Isbí-benob acorraló a un David ya viejuno en plena batalla con muy poca deportividad y estuvo a puntito de crujirlo: "Abisai hijo de Sarvia llegó en su ayuda, e hirió al filisteo y lo mató. Entonces los hombres de David le juraron, diciendo: Nunca más de aquí en adelante saldrás con nosotros a la batalla, no sea que apagues la lámpara de Israel" (2 Samuel, 21:17)
Si amigos, así de triste fue el final del enfrentamiento histórico que David sostenía con los gigantes bíblicos polidáctilos: salvado y reprendido por sus propios vasallos. Qué bajón, ¿no?

javier malaparte

Yo me entiendo y bailo solo

0 comentarios: