Biblia de los Cruzados, el manuscrito sangriento


El primer cómic se adscribe al arte Gótico (1250) y rezuma sangre. Se denomina también Biblia del cardenal Maciejowski, del sha Abbas y de san Luis (fue de mano en mano, ya veis), y es una obra pionera en la secuenciación narrativa gráfica, con un total de 283 viñetas repletas de violencia gratuita.
Para ello, sus autores (seis en total, al servicio del rey Luis IX de Francia) desafiaron la segmentación convencional del códice: en lugar de dedicar cuatro miniaturas autoconclusivas a cada pasaje del Antiguo Testamento -fluyendo de izquierda a derecha, de arriba a abajo-, la Biblia de los Cruzados opta por desplazar libremente a sus personajes a través de los panes de oro, lanzando un ejército contra otro sobre el eje de la página y logrando que la acción desborde literalmente sus márgenes.
El efecto es revolucionario, y no sólo por la truculencia inaudita con la que vemos que se descalabran. Vibrante de movimiento y color, cada escena es una muy libre traslación al siglo XIII de relatos más afines a la intensidad de un George R. R. Martin que al discurso propagandístico propio de sus contemporáneos.
Gracias al Museo Morgan de Nueva York, ahora puedes disfrutar de estos mandobles en formato king size y comprobar de primera mano que la letra con sangre entra.

  























 




javier malaparte

Yo me entiendo y bailo solo

6 comentarios:

  1. Pues antes de que desaparezca la página, voy a hacerme con una copia. Gracias, Morgan Museum.

    Saludos, Javier, brutal entrada. Literalmente ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si desapareciese, yo me lo he llevado a casa. Me ha llegado una económica y maltrecha copia de segunda mano por ebay, pero en formato enooorme y con tinta dorada, que es ahora mismo mi juguete favorito. Está lleno de detalles asombrosos y me siento como un rey francés cualquiera al estrecharlo en mis brazos. De todos modos el escaneo del Morgan Museum es impresionante. Qué buena gente los de la Morgan.

      Eliminar
  2. Vamos, un poco de historia medieval en ilustraciones. Qué masacre por Dios!! Pero hay que admitir que son formidables.
    Saludos y muy buena entrada!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marybel. No dejan de ser pasajes del Antiguo Testamento adaptados a la época, pero leo por ahí que se trata de una referencia básica para estudiosos de la vida doméstica en el siglo XIII.

      Eliminar
  3. Qué buenas ventanas me abres, son para verlas en el museo, qué cosa! Gracias.

    ResponderEliminar