Lo sagrado y lo profano en los cuadros de Gabriel Von Max

3:43 4 Comments


Ignoramos si sus mujeres yacen muertas o dormidas, si sus monos juegan o conjuran. Lo único seguro es que no abundan los finales felices en la obra de Gabriel Von Max († 1915). El estilo y pensamiento del pintor austriaco solo pueden adscribirse a una corriente: la suya propia. Y tres facetas la distinguen, una místico/espiritista, otra romántica, y cómo no, la darwinista.


Gabriel Von Max guarda cierta conexión con el arte prerrafaelita, pero es menos gayfriendly y más, mucho más morboso a la hora de recrear personajes bíblicos o santos. Obsesionado con nuestro origen y el sentimiento de trascendencia, Von Max prefiere pintar mujeres, muchas de ellas mártires, y casi siempre durante sus voluptuosos transportes extáticos.


Von Max participó activamente en el movimiento ocultista, tan en boga en aquellos años, del que se desprende su concepción de la muerte como estado letárgico o de tránsito. En muchos de sus cuadros creemos ver apariciones envueltas en un halo de luz. O, teniendo en cuenta su interés por el hipnotismo, tal vez lo que representa son estados de semiinconsciencia, agonías erotizadas desde el lado más macabro del romanticismo.


Volviendo al mayor de los misterios, el pintor austriaco se vuelca con el darwinismo en una etapa avanzada de su carrera, llegando a convivir con varios de sus famosos monos. A nadie se le escapa que los retrata con más cariño y majestuosidad que sus modelos humanos, y esa fue la mayor de sus transgresiones.











  
  




javier malaparte

Yo me entiendo y bailo solo

4 comentarios:

  1. ¿gayfriendly? De los apodos con los que han vestido a los prerrafaelitas, éste no lo había oído nunca jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, lo primero que se me vino a la mente cuando descubrí la pintura de Von Max fue La anunciación, de Dante Gabriel Rossetti (¡uno de mis cuadros favoritos!)
      Gracias como siempre por tu (afilada) lectura, Enrique

      Eliminar
  2. Muy interesante el artículo. Es una pena que los cuadros no estén fechados y titulados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo excusa, intentaré añadir la información en breve. ¡Gracias por tu observación!

      Eliminar