Final de ciclo: no más hipsters con guitarrita

4:14 5 Comments


En todos nosotros dormita un figurante que se aburre con facilidad. Mejor parecerlo que serlo, por lo que pudiera pasar. Si un anuncio de quesos nos ha enseñado que esto es un francés:


y esto es lo que parece...


...es normal que Google suspenda la venta de sus gafas inteligentes. Quién tendrá ahora que lucir el Apple Watch para vaticinar su fracaso (hacerle un pilar rubio, en la jerga; comprarse un marco digital para el salón, si siguiésemos en 2010).
Uhm, creo que esto no está funcionando. Volvamos a empezar.
Si Qué tiempo tan feliz nos ha enseñado que Bisbal puede meter en sus actuaciones a un barbudo postureando con la puta guitarrita, es que estamos a final del ciclo. Comiencen a evacuar.


No más moñas con ukeleles por favor. Hay modas que desaparecen por combustión espontánea (tirarse un cubo de agua helada por encima como Kiko Rivera; regalar el palo de selfies — regalárselo a otro, naturalmente) y otras que se empeñan en quemarnos lentamente con ellas. En algún momento difícil de precisar la música dejó de ser popular para hacerse populistaHoy hasta el último mono amaestrado de la tierra sabe hacer un jingle con mandolinas y xilofones.
No sé si entienden a dónde quiero ir a parar. Yo ya no. Qué lío.

javier malaparte

Yo me entiendo y bailo solo

5 comentarios:

  1. Walkin' on thin ice, don't you?

    Es que poner como ejemplo a Bisbal es muy populista, jejeje.

    ResponderEliminar
  2. Ya notaba yo un subidón de testosterona en esta entrada, jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Entiendo, entiendo.

    Cuando, años ha, vi a Amanda Palmer con el ukelele, pensé: "ay, mira qué bien suena con el ukelele". Pero creo que ya no hace falta más ukelele. ¿Tocan el "Alabaré" en la iglesia con ukelele? Seguramente sí.

    No sé por qué de repente hay versiones de la maravillosa "Bizarre love triangle" de New Order con bella voz femenina y sonido limpísimo, pero que no me dice nada en absoluto. No sé por qué hay mil versiones de canciones que me gustan en ese rollo aseptifolk. Parece la misma canción todo el rato.

    No sé por qué hay tanto chico barbado. Con barbas de profeta, de poder guardarse cosas dentro. No es que me parezca mal, pero es que también he visto algún futbolista barbado, y dentro de poco nadie me entenderá cuando diga "tiene greñillas de futbolista". Esto es un absurdo mío que no tiene relación con nada de lo anterior, pero yo me entiendo.

    ResponderEliminar