Historias corrientes: Guía no oficial de canciones

8:07 , 1 Comments


Para quien estas líneas escribe, Historias corrientes (The regular show, Cartoon Network) ofrece no solo una regresión a la EGB, con su variedad de personajes –fascinados con las recreativas y el metal ochentero de «animal print» y cardados imposibles–; sino también los guiones más libres, graciosos y cafres de su franja horaria.


Historias corrientes va siempre de menos a más, introduciendo un elemento fantástico/surrealista a mitad de episiodio. Desde ahí me río y me identifico mejor con ellos que, por ejemplo, con el humor clasista y blanco –blanco por white, white trash– de Big bang theory, Cómo conocía a vuestra madre o (horror) Modern Family. La serie de dibujos creada por James Garland Quintel a partir de sus propias peripecias universitarias no trata al espectador como un imbécil, y ese espectador, no lo olvidemos, es el niño que todos llevamos dentro.



Como mérito añadido, Historias corrientes consigue que incluso a mi los ochenta me parezcan guays. Hay guiños constantes a esa década: gafas de rejilla, paseos en el DeLorean... y (esto es menos habitual) una selección de hard rock y new wave totalmente esquizoide. Sirva de muestra esta pequeña selección, un canto, como la serie misma, al air guitar sin prejuicios.


1.Stan Bush - The Touch
Puro AOR  noblote, prefabricado para la banda sonora de Transformers (1986). ¿Os acordáis de la película? Pues como para acordaros de la canción.



2.Twisted Sister - We're not gonna take it
Una institución del Hair metal, cíclicamente reivindicado por bandas de todo pelaje, a la que también Mordecai y Rigby homenajean en el karaoke. Mola ver a tu sobrino de ocho años rockear por Twisted Sister.


3. Loverboy. Working for the weekend
Otro himno de saldo, carne de grandes estadios (canadienses), que representa muy bien el espíritu de Historias corrientes: cantante con cinta en el pelo, guitarrista con hombreras y una camiseta de tirantes para el menda de la batería. Su confianza en la pureza de la droga que consumían era plena.



4. Joe Esposito - You´re the best around
Es la canción que suena durante el combate final de Karate Kid. A Esposito, algo ignorantón, la fórmula de rock con sintentizadores no le volvió a funcionar. Me gusta pensar que luego abrió una pollería y le va bastante bien con eso.

javier malaparte

Yo me entiendo y bailo solo

1 comentario:

  1. No sé cómo le irá a Esposito con la pollería, jajaja.

    A veces he visto algún capítulo, aunque es una serie bastante irregular. Tiene capítulos cachondísimos, y suficientemente gamberros.

    ResponderEliminar