Moby Dick, según Rockwell Kent (The Lakeside Press de Chicago, 1930)

1:53 , 4 Comments


Los extractos que hoy presentamos datan de 1930, es decir, de la edad dorada del libro ilustrado, y son a Moby Dick lo que Apocalypse Now! a la novela de Joseph Conrad: una de esas escasas y felices sinergias entre artes de las que surgen nuevos hipertextos. Con sus dibujos Rockwell Kent (†1971) debió perseguir el texto de Melville como Ahab a su ballena blanca, en una lucha cruenta a través de mares bíblicos. Y, como el alucinado capitán de la novela, va desaferrándose de la realidad para terminar la caza en un plano abstracto, alienante, donde se nota, y mucho, la faceta muralista de este artista norteamericano.
Artista, por cierto, rojo, que tuvo su buena ración de macarthismo; aventurero empedernido, con el pretexto de encontrar los más bellos paisajes; y que como Coppola al traducir El corazón de las tinieblas en fotogramas (insisto en la comparación porque ambos libros me transmitieron sensaciones parecidas), tuvo muy presente aquél cuento borgeniano de cartógrafos tan exigentes que llegaron a confeccionar un mapa del Imperio del tamaño del propio imperio. Rockwell Kent sería el cartógrafo de Moby Dick. Gregory Peck, en la prescindible versión cinematográfica de John Houston... Ay, Gregory Peck no sé qué era ahí.









javier malaparte

Yo me entiendo y bailo solo

4 comentarios:

  1. No digas eso de la peli de Houston. Le tengo especial cariño. Es cierto que se debe a motivos extracinéfilos, pero bueno...

    Fantásticas ilustraciones ;)

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo, para mi la novela es infinitamente mejor que película...Moby Dick es uno de los referentes de la literatura a nivel mundial y debería estar fomentada su lectura en escuelas e institutos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Y no olvidemos Bartleby el escribiente, otro texto críptico e inolvidable. Ignoro qué lecturas se fomentan ahora, pero reconozco que siempre les tuve mania cuando estudiaba. Es un buen tema para tratar, ese. Saludos y de nuevo gracias por tu visita.

      Eliminar